Adoctrinament? (6)

Un relat de: Joan Colom
Les dues lliçons ocupen dues pàgines cadascuna: la XIII, LOS REYES CATÓLICOS, consta de 4 paràgrafs (68 a 61) i la XIV, DINASTÍA AUSTRÍACA: CARLOS I, de 7 (72 a 78).

Reprodueixo íntegramet la lliçó XIII per mostrar la desimboltura amb què els responsables del text despatxen en el paràgraf 68 un tema que encara avui és matèria de discussió, i en el 69 parlen d'unitat religiosa ometent que la manera expeditiva d'assolir-la va ser l'expulsió dels jueus. Pel que fa a la fusió de les corones de Castella i d'Aragó, donant lloc al Regne d'Espanya tal com l'entenem avui, en l'entrega precedent ja havia avançat que aquesta interpretació era bàsicament falsa, amb una cita de la Viquipèdia. Si ara recorrem a la Wikipedia ens trobarem essencialment amb el mateix relat:
"La historiografía española considera el reinado de los Reyes Católicos como la transición de la Edad Media a la Edad Moderna. Con su enlace matrimonial se unieron provisionalmente, en la dinastía de los Trastámara, dos coronas: la Corona de Castilla y la Corona de Aragón dando nacimiento a la Monarquía Hispánica y, apoyados por las ciudades y la pequeña nobleza, establecieron una monarquía fuerte frente a las apetencias de poder de eclesiásticos y nobles. Esta unión dinástica se caracterizó en el hecho de que se mantuvieron las soberanías, normas e instituciones propias de cada reino y corona."

Amb Carles I i els seus successors de la dinastia o casa d'Àustria, se seguiren mantenint les sobiranies, normes i institucions pròpies de cada territori, però amb un sobirà comú. Tanmateix amb els Reis Catòlics encara no: en el regne de Castella Ferran II només era rei consort, com simple reina consort era Isabel I en el d'Aragó. Morta Isabel en 1504, la corona de Castella passà a la seva filla Joana I, que va ser inhabilitada dos anys més tard per signes inequívocs de transtorn mental. Només llavors Ferran II, que seguia regnant a Aragó, passà a ser regent de Castella (per cert, que va ser en 1512, durant aquesta regència, quan es consumà l'annexió del regne de Navarra). Mort Ferran II en 1516 i fins a la presa de possessió de Carles I, la regència en Castella fou exercida pel Cardenal Cisneros, mentre que la d'Aragó l'assumí l'Arquebisbe de Saragossa, fill natural del difunt rei.

68. Damos el nombre de Reyes Católicos a Doña Isabel de Castilla y Don Fernando de Aragón que, al casarse, unieron ambos estados y formaron el reino de España. Son los más gloriosos reyes de nuestra Historia.

69. Las aspiraciones de los Reyes Católicos fueron principalmente dos: la primera, conseguir la unidad religiosa, es decir, que todos profesaran la religión católica, y la segunda, conseguir la unidad nacional, o sea, que todos los estados (Castilla, Aragón, Granada y Navarra), formaran uno solo: EL REINO DE ESPAÑA, el que subsiste desde entonces y debe subsistir siempre.

70. El hecho principal de su reinado fue la conquista de Granada. Al pedir a los granadinos el tributo anual que estaban obligados a pagar, el rey moro Boabdil contestó: "En Granada no se labran monedas de oro, sino alfanjes y flechas contra sus enemigos". Indignado Don Fernando repitió muchas veces: "Yo arrancaré uno a uno los granos de esa granada". Comenzada la guerra, los moros perdieron una tras otra todas las ciudades. La última en caer fue la capital, que Boabdil abandonó el 2 de enero de 1492 entre profundos suspiros: "Llora, llora, como mujer -le dijo su madre-, ya que no has sabido defenderte como hombre". Así terminó la lucha de ocho siglos que, sin desmayar, sostuvieron los cristianos contra los musulmanes.

71. Otro hecho gloriosísimo del reinado de los Reyes Católicos fue el descubrimiento de América por Cristóbal Colón. Obsesionado por la idea de descubrir nuevas tierras a través del Océano Atlántico, pidió protección a varios reyes de Europa, pero todos le rechazaron. Sólo halló favor en la reina Isabel que puso a su disposición tres carabelas, llamadas Santa María, Pinta y Niña. Después de implorar la protección divina ante el altar de la Virgen, salió del puerto de Palos. Dos meses navegó sin divisar más que la inmensidad de las aguas. La tripulación, desalentada, empezaba a murmurar y amenazaba con sublevarse. Logró calmarla el intrépido navegante, y conseguir una tregua, al fin de la cual con inmenso júbilo los marineros dieron el grito de "Tierra". Habían descubierto un nuevo mundo. Henchidos de gozo rezaron la Salve, saltaron a tierra, se pusieron de rodillas, y Colón, enarbolando la bandera, tomó posesión de aquellas regiones en nombre de los reyes de España. A su regreso, éstos le colmaron de honores.


Pel que fa a la lliçó XIV, ometré els paràgrafs 75 i 76, dedicats a Hernán Cortés i a Francisco Pizarro, conqueridors de Mèxic i de Perú, respectivament, tant per alleugerir el text com no ofendre els ciutadans actuals d'aquests països, maquillant l'espoli sistemàtic de què van ser objecte.

72. La dinastía austríaca, es decir, de reyes emparentados con los soberanos de Austria, dió a España cinco reyes: Carlos I, Felipe II, Felipe III, Felipe IV i Carlos II.

73. Carlos I, hombre firme y valeroso, además de rey de España fue emperador de Alemania y extendió por todo el mundo el imperio que había recibido de los Reyes Católicos.

74. Carlos I estuvo constantemente en guerra con Francisco I de Francia, a quien derrotó en la famosa batalla de Pavía (Italia). Francisco fue hecho prisionero y llevado a Madrid. Para conseguir la libertad firmó un tratado que después no cumplió

77 En el reinado de Carlos I se dio por primera vez la vuelta al mundo. Magallanes, con cinco naves, salió de Sanlúcar de Barrameda y, navegando por el sur de América, penetró en el Océano Pacífico y lo atravesó hasta descubrir las islas Filipinas, donde fue alevosamente asesinado por los indios. Entonces Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición y, pasando por el sur de África, llegó a España en donde desembarcó a los tres años de viaje. Para conmemorar hecho tan heroico Carlos I dio por escudo a Elcano un globo con la divisa: "Tú fuiste el primero que me rodeó".

78. Carlos I, después de un largo y gloriosísimo reinado, abdicó la corona en Felipe II y se retiró al monasterio de Yuste, donde, dedicado a ejercicios piadosos, murió poco después.

Comentaris

No hi ha comentaris, comenta'l tu primer

Ajuda'ns amb un donatiu

Ajuda'ns a pagar el manteniment de relatsencatala.cat Qualsevol aportació és més que benvinguda: